Tag Archives: TED

¿El libro del futuro ya está aquí? 2

5 May

Breve presentación en TED de la llamativa aplicación-libro de Al Gore para iPad y iPhone que ya reseñé aquí el otro día:

Dice su creador, Mike Matas, que piensan ofrecer el software que han utilizado para desarrollarla a los editores para que estos puedan publicar virguerías del estilo con más facilidad.

Lecciones de propiedad intelectual del mundo de la moda

5 Ago



(Se pueden activar los subtítulos en español)

Johanna Blakley, del Norman Lear Center de la Universidad del Sur de California, expone en esta charla en TED.com las peculiaridades del régimen de propiedad intelectual en el mundo de la moda, que le llevan a poner en entredicho la extendida creencia de que sin un régimen fuerte de propiedad no existirían incentivos suficientes para la innovación.

Como explica, en el mundo de la moda, al contrario de lo que sucede en otros ámbitos de la creación, la propiedad intelectual es más bien reducida: sobre las obras de los diseñadores sólo aplican los derechos de marca (trademark), pero no el copyright (la correspondencia aproximada en el derecho anglosajón de los derechos de autor continentales), y tampoco hay apenas patentes (en EEUU porque el listón de originalidad necesario para obtener una patente es muy elevado; en la Unión Europea, porque éste es tan bajo que cualquier pequeña variación permite patentar la nueva creación).

Según explica Blakley, el origen de este régimen particular de aplicación de la propiedad intelectual a las obras de los diseñadores está en que los jueces decidieron hace tiempo que la ropa era demasiado “utilitaria” (no sé bien cómo traducir “utilitarian“, aunque seguro que existe una expresión mejor) como para otorgar derechos exclusivos sobre ella a los diseñadores, de forma que el resto tuviesen que licenciar el uso de ciertos tipos de mangas, cuellos, botones…

Sin embargo, esto no ha impedido el florecimiento, tanto en términos económicos como de innovación, del mundo de la moda. Sino que al contrario, sostiene Blakley, lo ha estimulado, lo que contradice la extendida idea de que sólo un régimen fuerte de propiedad intelectual proporciona incentivos suficientes a los creadores e innovadores.

De hecho, afirma Blakley, esta situación es la que ha permitido la aparición de un rico ecosistema de creación e innovación, en el que tanto las firmas de alta costura como las grandes cadenas de “moda rápida”, como Zara o H&M, conviven y prosperan.

De hecho, uno de los datos más llamativos de la charla para mí es la comparación entre el peso económico de los sectores con menor nivel de protección de la propiedad intelectual (“Low IP industries”), como los de la moda, los automóviles o la comida, y el de aquéllos en los que la propiedad intelectual es más fuerte (“High IP industries”), como los del cine, los libros o la música:

Comparativa sectores con baja y alta propiedad intelectual (Johanna Blakley)

Comparativa económica entre sectores con baja y alta propiedad intelectual (Johanna Blakley)

Blakley dibuja un mapa de la propiedad intelectual en el que distingue dos dimensiones:  la ley protege los objetos “artísticos”, pero no los “utilitarios”; por otra parte, la ley no protege las ideas como tales, sino su fijación física por cualquier medio:

Dimensiones de la propiedad intelectual (Johanna Blakley)

Dimensiones de la propiedad intelectual (Johanna Blakley)

Sin embargo, continúa Blakley, la tecnología digital ha subvertido por completo la lógica de esta oposición entre plasmación física e idea: hoy en día, un libro no es algo que acumula polvo en la estantería, ni una canción es algo que pinchamos en el tocadiscos; ambos son ficheros digitales que se pueden copiar y distribuir con tanta facilidad que, en la práctica, se comportan como algo más parecido a ideas que a objetos físicos.

Y esto, concluye Blakley, debería tener consecuencias en el régimen de propiedad intelectual que les aplique, que podría tomar como referente el ejemplo de la moda.

Más información:

Proyecto Ready to Share: www.readytoshare.org

Blog de Johanna Blakley: johannablakley.wordpress.com

Johanna Blakley en Twitter: @Mojojohanna

Entrevista con ella en EconTalk.

La sabiduría del rebaño

18 Jul

Es ya un lugar común afirmar que Internet potencia la “sabiduría de las muchedumbres” (la “alquimia de las multitudes” la llama Francis Pisani, al que ha sido un gusto conocer hace unos días en Málaga en el curso sobre redes sociales y educación de la UNIA).

Sin embargo, conviene no caer en el error de pensar que esta potencialidad (affordance, que diría Benkler…) se realiza por el mero hecho de estar conectados cada vez a través de un mayor número de redes.

Contra el riesgo del “cosmopolitismo imaginario” advierte Ethan Zuckerman, investigador en el Berkman Center de Harvard, en esta reciente charla en TEDGlobal titulada “Listening to global voices” (“Escuchando voces globales”):

En ella, Zuckerman contrapone a la ideal sabiduría de las multitudes (wisdom of the crowds) la real sabiduría del rebaño (wisdom of the flock), para poner de manifiesto el hecho de que, en la mayoría de los casos, nuestras redes nos conectan con personas con quienes compartimos tantas cosas (educación, estatus social, nacionalidad, idioma…) que, lo queramos o no, la visión del mundo que acabamos construyendo a partir de la información que circula por ellas está distorsionada, sesgada.

Una de las barreras más evidentes es el idioma: ¿Cómo podemos aspirar a enterarnos de lo que sucede en lugares olvidados por los medios de comunicaciones occidentales como, por ejemplo, Madagascar, si somos incapaces de comprender el malgache?

Para sortear este obstáculo, para tender puentes entre lenguas y culturas (¡y cruzarlos!), Zuckerman fundó hace cinco años Global Voices:

Global Voices es una comunidad de más de 300 blogueros y traductores de todo el mundo que trabajan juntos para proporcionarte información de blogs y de medios ciudadanos de cualquier sitio, haciendo hincapié en voces que no se escuchan normalmente en los medios internacionales establecidos.Global Voices pretende agregar, seleccionar y amplificar la conversación global online – iluminando lugares y personas que otros medios suelen ignorar. Trabajamos para crear herramientas, instituciones y relaciones que contribuyan a que todas las voces se escuchen en cualquier lugar.

Millones de personas alrededor del mundo escriben en blogs, graban podcasts, suben fotos, vídeos e información, pero a menos que sepas dónde buscar, puede resultar difícil encontrar voices respetadas y creíbles. Nuestro equipo internacional de autores voluntarios y editores a tiempo parcial son participantes activos en las blogosferas sobre las que escriben en Global Voices.

Global Voices tiene su sede social en Holanda como Stitching Global Voices, una fundación sin ánimo de lucro. No disponemos de una oficina, sino que funcionamos como una comunidad virtual dispersa en muchas zonas horarias, que se reúne en persona sólo cuando surge la oportunidad (normalmente, durante nuestras Cumbres). Dependemos de becas, patrocinios, encargos editoriales y donaciones para cubrir nuestros gastos.

Zuckerman utiliza un hermoso palabro para caracterizar a los potenciales lectores/traductores/editores de Global Voices: son xenófilos.

Como reflejo del mundo en que vivimos, valga lo siguiente: mientras xenofobia y xenófobo tienen sus correspondientes artículos en el diccionario de la RAE, la búsqueda para xenofilia o xenófilo devuelve un mensaje de error…

Aunque en inglés sí he encontrado una definición:

A person attracted to that which is foreign, especially to foreign peoples, manners, or cultures.

[Persona atraída por lo extranjero, en particular por los pueblos, costumbres o culturas extranjeras.]

Pues eso :)

[Edito: A Dolors Reig también le ha interesado la charla de Zuckerman.]

Margaret Gould Stewart: “Cómo piensa Youtube sobre copyright”

27 Jun



(Se pueden activar subtítulos en español.)

Resulta interesante ver cómo la flexibilidad del sistema que ha implantado Youtube puede estimular que los titulares del copyright no bloqueen cualquier uso a priori no permitido de su material.

Y al final salgan ganando tanto ellos como quienes lo reutilizan.

(Vía @ArtePresentar)

A %d blogueros les gusta esto: