Tag Archives: software libre

Octality

30 Sep

El pasado 16 de septiembre tuvo lugar en la sede de la EOI un nuevo seminario relacionado con nuestro máster, en esta ocasión bajo el título “Modelos de negocio de empresas de software libre“. Aunque no pude asistir presencialmente, he visto los vídeos de las presentaciones de Jorge Ferrer (de Liferay) y de Álvaro López Ortega (de Octality) en la mediateca de la web de la EOI.

Octality

Me han llamado la atención en particular las reflexiones de Álvaro sobre la dificultad de construir un modelo de negocio alrededor del software libre (en el caso de su empresa, Octality, principalmente en torno al servidor web de alto rendimiento Cherokee, que él mismo creó). La mayor complicación salta a la vista: el producto principal, al que se dedica la mayor parte del esfuerzo creador, es gratis, por lo que los ingresos se tienen que obtener por otras vías.

Álvaro destacó que, por mucha importancia que tenga que la gente en general sea consciente de la diferencia entre gratis y libre (cuya confusión proviene en gran medida de que en inglés se utiliza una misma palabra, free, para ambas), en la práctica uno no puede pretender organizar un modelo de negocio basado en software libre alrededor del propio código.

En sus palabras, se trata de serle útil a alguien que esté dispuesto a pagarte por resolverle un problema. El software contribuirá a la solución, pero no puede constituir toda la solución, o no tienes negocio.

Aquí introduce una interesante distinción que le escuchó una vez a Jonathan Schwartz, antiguo CEO de Sun Microsystems, que dice que el mundo está dividido en dos tipos de personas: las que nunca, bajo ninguna circunstancia, pagarían por el software que usan y las que necesitan pagar por su software y que, si lo obtienen gratis, no lo van a poder usar.

Las primeras pueden contribuir a crear para la empresa que desarrolle el software libre nombre de marca, relevancia, visibilidad, publicidad con bajo coste… pero no negocio.  Este, si es que es posible, se debe edificar alrededor del segundo tipo de personas. Esta división se corresponde muy aproximadamente con las aplicaciones de escritorio, creadas para un usuario final cada vez más acostumbrado a no pagar por las aplicaciones que instala en su ordenador (navegador, suite ofimática, cliente de correo…), y las aplicaciones empresariales, donde está extendida la idea de que no se puede confiar en software por el que no se paga y que en general están más que dispuestos a pagar por servicios de soporte ligados al producto. Por tanto, lo ideal para alguien que quiere vivir de un negocio relacionado con el software libre es servirse de la publicidad que pueda obtener de la difusión de su producto entre los usuarios de escritorio (desktop) para hacer caja con los clientes corporativos.

Otra de los puntos más interesantes de su charla es que puso de manifiesto la tensión que existe entre la necesidad de todo proyecto de software libre de propiciar la creación de una comunidad de usuarios/contribuyentes alrededor del código, con los beneficios que eso supone: mayor difusión del producto, gran cantidad y diversidad de probadores, posibilidad de sondear a los usuarios sobre posibles caminos de evolución, etc., y la capacidad de la empresa que desarrolla el software, en su mayor parte o en su totalidad, de decidir de forma autónoma el rumbo de su proyecto.

En el caso de Octality, por ejemplo, Álvaro insistió en que licencian su software bajo GPL versión 2 (no versión 3, ni siquiera “versión 2 o superior”), lo cual tiene consecuencias en particular para quienes pretender utilizarlo en sistemas empotrados, pues el carácter vírico de esta licencia copyleft “contaminaría” al resto del software con el que se vinculase. Aquí entra en juego una característica particular del proyecto de Octality, que no se da necesariamente en todos los proyectos libres, y es que la empresa es titular del copyright sobre la totalidad del código, lo que les permite publicarlo bajo una licencia dual, cobrando a quienes pretenden utilizarlo en sistemas empotrados a cambio de obtenerlo bajo una licencia restrictiva que no les obligue a hacer libres sus desarrollos. Es este privilegio que tiene Octality sobre el resto de los actores de la comunidad alrededor de sus productos, en el que se basa parte de su modelo de negocio, el que provoca la tensión, pues puede hacer que gente interesada en un principio en contribuir a la comunidad no lo haga al sentir que está trabajando gratis en beneficio de un tercero, Octality.

Es necesario encontrar un equilibro que satisfaga a todas las partes, de forma que quienes contribuyan al proyecto sientan que su opinión y sus necesidades se tienen en cuenta, al tiempo que la empresa consigue rentabilizar su inversión en el código que, además de constituir la base de su negocio, acaba revirtiendo en la propia comunidad.

El software libre como herramienta de estrategia empresarial (II)

22 Jul

(Aquí podéis leer la primera parte de esta serie de posts.)

Otro ejemplo de aplicación de la ley de conservación de los beneficios atractivos de Christensen al software libre es el caso del servidor web Apache, distribuido bajo una licencia libre y que lleva 15 años, prácticamente desde su lanzamiento en 1995, dominando y por tanto comoditizando el mercado de los servidores web:

Netcraft web server survey (July 2010)

Cuotas de mercado de servidores web (Netcraft, julio de 2010)

Esta comoditización, con la consiguiente reducción de los costes, propició la proliferación de sitios web, al permitir que cualquier organización, desde las más grandes hasta las pymes, pudiese contar con su propio sitio en la Red, lo que, señala Juanjo, supuso un gran beneficio para las telcos, la mayoría de cuyos directivos siguen sin ser conscientes de cuánto le deben al software libre.

Pero los grandes proveedores de telecomunicaciones no deberían pararse ahí. Hierro les invita a ser proactivos, a no esperar a que surjan nuevos apaches, sino a provocarlos deliberadamente, a incluir la inversión en software libre dentro de sus estrategias de crecimiento.

Así, pone el ejemplo de MyMobileWeb, una plataforma de software libre y basada en estándares para el desarrollo rápido (y barato) de portales y aplicaciones web orientados a dispositivos móviles. Con ella, en la línea de Apache, Telefónica pretende estimular la creación de sitios web pensados en este caso para su acceso desde terminales móviles, lo que espera que acabe repercutiendo en una mayor demanda de sus servicios de telecomunicaciones.

De hecho, Juanjo lleva su razonamiento un paso más allá al imaginar que podrían ser no sólo las compañías sino los propios gobiernos quienes, para favorecer a sus “campeones nacionales”, financiasen el desarrollo de productos de software libre que les permitiesen aprovecharse de este tipo de efectos.

Además de los beneficios evidentes del software libre comentados hasta ahora, Juanjo identifica en su charla varios más, como son:

  • Para las empresas que consumen software, el software libre es un medio para proteger la inversión frente a la continua reinvención de estándares por parte de los fabricantes de software propietario para evitar la comoditización de sus productos.
  • Desde el punto de vista de Telefónica, la participación o la promoción de proyectos basados en software libre contribuye a mejorar su imagen de marca por varios motivos: por un lado, al demostrar que la compañía tiene perfil tecnológico, algo que con frecuencia se obvia; por otro, se puede entender como una forma de devolver valor a la sociedad de forma gratuita; más específicamente, se pueden destacar los beneficios que estos desarrollos pueden tener para el desarrollo de países emergentes.
  • Por último, otra ventaja fundamental del software libre frente a las opciones privativas es que aquél permite el establecimiento de un modelo de innovación abierta, como es el caso para Telefónica con la Comunidad Morfeo. Es muy difícil que una sola compañía consiga reunir siempre el mejor talento, las mejores ideas; la colaboración en torno al software libre permite sumar y sacar provecho del talento distribuido, pues facilita en gran medida la gestión de los derechos de propiedad intelectual de los productos, ya que las distintas licencias libres establecen reglas claras al respecto.

7 de enero de 2011: añado un par de enlaces interesantes sobre la estrategia de Google con Android:

El software libre como herramienta de estrategia empresarial (I)

22 Jul

Ése es el título de la conferencia que ofreció el pasado 24 de junio Juan José Hierro, Chief Technologist en tecnologías de software de Telefónica I+D, dentro del seminario sobre software libre en entorno empresarial organizado alrededor del máster en Economía Digital e Industrias Creativas.

(El vídeo completo de la charla se puede ver en la página de EOI. No encuentro la manera de incrustarlo aquí.)

En ella, Juanjo nos expuso su visión de las posibilidades del software libre como arma estratégica para una empresa como Telefónica, cuyo negocio no gira alrededor de la venta de software, aunque sí de servicios o productos o adyacentes de alguna manera.

Para ello, empezó refiriéndose a la ley de conservación de los beneficios atractivos (también conocida como ley de conservación de la integración) enunciada por Clayton Christensen, según la cual:

“Cuando la modularidad y la comodificación* hacen que los beneficios atractivos desaparezcan de un eslabón en la cadena de valor, la conservación de la integración implica que surgirá la oportunidad de obtener beneficios atractivos con productos privativos en un eslabón adyacente.”

En lugar de “cadena de valor”, con su connotación lineal, secuencial, Juanjo prefiere hablar de “red de valor”, en la que distintos actores conectados entre sí aportan valor creando o modificando un producto o servicio, hasta que éste llega al cliente final.

Según Christenten, si un nodo de la red de valor se modulariza (esto es, se separan los elementos que lo componen), y alguno de los elementos se comoditiza, los beneficios que alguno de los actores estaba obteniendo de ese elemento pasan a poder cosecharlos los actores situados en los nodos adyacentes de la red.

Para Juanjo, el software libre es un instrumento muy eficiente para la comoditización, y para ilustrar esta opinión pone un ejemplo muy relevante y esclarecedor (al menos para mí, que casi me atrevería a considerarme un Google fanboy): cómo y por qué Google utiliza el software libre, en particular el sistema operativo para móviles Android.

Cómo utiliza Google el software libre (Juanjo Hierro, Telefónica I+D)

Cómo utiliza Google el software libre (Juanjo Hierro, Telefónica I+D)

Google utiliza el software libre (por ejemplo, Android) para comoditizar actividades adyacentes al núcleo de su negocio y capturar los beneficios

1. Modularización y comoditización.

– Google ha modularizado la oferta en dispositivos móviles y ha comoditizado el sistema operativo (Android)

– Esto ha permitido que fabricantes de dispositivos nuevos y más baratos entren en el mercado.

– Los precios más bajos estimulan el crecimiento de la demanda de terminales Android, en los que el acceso a los servicios de Google [búsqueda, Gmail, Calendar, Maps, Voice…] se incorpora “de serie”.

2. Menos que gratis

– Google establecerá relaciones fuertes con los fabricantes de dispositivos, compartiendo parte de sus ingresos con ellos (por ejemplo, de la publicidad).

– Google se apoyará en estas relaciones para dar los siguientes pasos.

Antes de la aparición de Android, Nokia era (y en cierta medida lo sigue siendo, aunque no en el mercado de los smartphones) el actor dominante en la fabricación de dispositivos móviles, y ofrecía sus terminales con sus sistemas operativos propietarios.

Junto a ella, en la red de valor también se encuentran los proveedores de servicios de telecomunicaciones (telcos) cuyo negocio principal (core business) está en el servicio de acceso a los contenidos, y también los proveedores de las aplicaciones que se ejecutan en los móviles.

Google, cuyo negocio principal se basa en la publicidad dirigida relacionada con la búsqueda y con el resto de sus servicios, desarrolló Android con el objetivo de, primero, modularizar los dispositivos móviles, estableciendo una separación entre la fabricación de los aparatos físicos y de sus sistemas operativos y, segundo, comoditizar dichos sistemas operativos, para poder capturar al menos parte de los beneficios que antes obtenía Nokia al vender conjuntamente los dispositivos y el software.

Esta comoditización, al eliminar los costes asociados a las licencias del sistema operativo, reduce las barreras de entrada en el negocio de fabricación de los dispositivos, lo que ha permitido que nuevos actores entrasen en el mercado. Y esto revierte, para el cliente final, en una mayor y más variada oferta de dispositivos.

A su vez, este incremento de la oferta estimula la demanda de los dispositivos, y por tanto de su uso, lo que se traduce en mayor demanda también de los servicios que ofrecen las telcos, como Telefónica.

Ésta es, según Juanjo, la razón por la que Google se embarca en proyectos como Android, por mucho que a la hora de explicar sus movimientos, la empresa haga énfasis en que con ello crea un ecosistema donde todos los actores ganan (salvo Nokia, claro…), en que facilita que los desarrolladores de aplicaciones puedan portar sus productos a cualquier dispositivo, o cosas por el estilo.

Juanjo prevé que el siguiente paso de Google, al que se refiere como la estrategia “menos que gratis”, será sacar provecho de su privilegiada posición cuasi-monopolista en las búsquedas en Internet para ofrecer a los fabricantes de dispositivos compartir con ellos parte de los beneficios que obtiene por el uso de sus servicios desde los terminales, a cambio de que éstos distribuyan sus aparatos con Android, algo contra lo que sus competidores tendrían dificultades en reaccionar por mucho que optasen por liberar el código fuente de sus sistemas operativos, como ha hecho Nokia con Symbian.

La segunda parte de mi reseña de la conferencia de Juan Hierro puede leerse aquí:

El software libre como herramienta de estrategia empresarial (II)

7 de enero de 2011: añado un par de enlaces interesantes sobre la estrategia de Google con Android:

———————————

* El palabro “comoditización”, traducción silvestre del inglés “commoditization”  que no existe en castellano pulcro, se refiere al “proceso por el que bienes que tienen valor económico y que pueden distinguirse por sus atributos (singularidad o marca) acaban convirtiéndose en meras “commodities” a los ojos del mercado o de los consumidores. Es la transformación de mercado de competencia diferenciada a otro de competencia basada únicamente en el precio, y de un mercado monolopista a uno de competencia perfecta.”

Del mismo modo, “commodity“, que no tiene que yo sepa una traducción satisfactoria en español (el Free Dictionary lo traduce como “artículo, “producto”, “mercancía”, “mercadería” o “materia prima”), se refiere al bien (producto o servicio) que sólo se diferencia de aquéllos con los que compite por su precio, no habiendo ninguna otra característica que lo distinga.

A %d blogueros les gusta esto: