Tag Archives: libertad

Lecciones de Wikileaks: la diferencia entre la prensa y los medios

22 Dic

Jay Rosen, en el episodio número 77 de su podcast con Dave Winer sobre el futuro del periodismo (que es ya presente, como ha quedado meridianamente claro estas últimas semanas), Rebooting The News, hablando sobre lo que él ha aprendido del caso Wikileaks:

I’ve found in my blog on a distinction between the press and the media. The press, to me, is a key social institution in a democracy that helps us understand what’s going on, because without it we can’t have consent of the governed, we can’t have a check on power. The media is the modern, industrial communications complex that is mostly involved in the production of audiences and the the buying and selling of mindshare in the marketplace. For a very long time, press and media overlapped so much that we tended to talk about them as the same thing. But for a variety of reasons these two things are being pulled apart. And one of them is we see that the media is actually very very closely aligned with the State, and when the State says “jump!”, media companies have to jump, like Amazon, or, you know, service providers, or telcos or, you know, big corporations, that they actually aren’t going to be the ones to oppose the State, whereas the press has to be able to do that, or it doesn’t really have any function. So what’s happening is that this broader press sphere, of which blogging, and the Internet, and Wikileaks, and voluntary organizations, and individuals as well as civil society groups, like Reporters Without Borders, this new unfolding and growing press sphere is pulling the establishment press toward it while the media companies show that they are less and less reliable as homes for the press.

And the old press, the institutional press, the Bill Keller press, is kind of like looking around and saying “Where’s our home? […]”

He descubierto en mi blog una diferencia entre la prensa y los medios. La prensa, para mí, es una institución social clave en una democracia que nos ayuda a entender lo que sucede, porque sin ella no podemos tener consentimiento de los gobernados, no podemos vigilar al poder. Los medios son el complejo moderno e industrial de comunicación que se dedica principalmente a la producción de audiencias y a la compra y venta de relevancia en el mercado. Durante mucho tiempo, la prensa y los medios se superponían hasta tal punto que solíamos referirnos a ellos como si fuesen la misma cosa. Pero por diversas razones están separándose. Una de ellas es que vemos que los medios están en realidad muy muy alineados con el Estado, y cuando el Estado dice “¡saltad!”, las empresas de medios tienen que saltar, como Amazon, o los proveedores de servicio, o las telcos, o las grandes empresas, que no van a ser las que se opongan al Estado, mientras que la prensa debe ser capaz de hacerlo, o si no no tendría en realidad función alguna. Así que lo está pasando es que una esfera más amplia de la prensa, de la [forman parte] los blogs, Internet, Wikileaks, las organizaciones de voluntarios, individuos y grupos de la sociedad civil, como Reporteros Sin Fronteras, esta nueva esfera de la prensa, creciente y en evolución, está tirando de la prensa establecida hacia ella, mientras que las empresas de medios demuestran que son cada vez menos fiables como hogar de la prensa.

Y la prensa tradicional, la prensa institucional, la prensa de Bill Keller [director del New York Times], mira a su alrededor y dice “¿Dónde está nuestro hogar? […]”

Estas son algunas de las cosas más interesantes que he leído al respecto en las últimas semanas:

Julian Assange and the Computer Conspiracy; “To destroy this invisible government” (Aaron Bady, 29 de noviembre de 2010)
If Amazon has silenced Wikileaks… (Ethan Zuckerman, 1 de diciembre de 2010)
“The watchdog press failed; what we have is Wikileaks instead” (Vídeo de Jay Rosen, 2 de diciembre de 2010)
Episodio 75 de Rebooting The News (Jay Rosen y Dave Winer, 6 de diciembre)
Wikileaks and the long haul (Clay Shirky, 6 de diciembre de 2010)
Freedomleaks (Doc Searls, 9 de diciembre de 2010)

La riqueza de las redes

2 Jul

Esta semana se ha celebrado, con la presencia del propio autor, un seminario en el Medialab-Prado de Madrid alrededor del libro The Wealth of Networks (La riqueza de las redes), publicado en 2006 por Yochai Benkler, profesor de derecho en Harvard y codirector del Berkman Center for Internet & Society, obra magna que recoge sus reflexiones alrededor del procomún, desde una perspectiva económica, cultural o de justicia social.

Javier de la Cueva junto a la prueba de que Jesús González-Barahona y Yochai Benkler son personas distintas.

Javier de la Cueva, Jesús González-Barahona y Yochai Benkler frente al Medialab-Prado

(Foto: © kandinski@flickr CC-BY-SA 2.0)

Fue Jesús González-Barahona, profesor en nuestro Máster en Economía Digital e Industrias Creativas en la EOI, quien nos sugirió que nos apuntásemos. Y allí conocí, entre otra mucha gente interesante, a Javier de la Cueva, que también nos dará clase dentro de unos meses.

El motivo que propició la presencia de Benkler en Madrid es el proyecto de traducción colaborativa del libro, que, como explica Floren Cabello, su coordinador, se aprovecha de la licencia bajo la que Benkler lo publicó:

Esta propuesta de traducción al castellano de The Wealth of Networks parte de las posibilidades de remix no comercial que brinda la licencia Creative Commons No comercial-Compartir Igual que Benkler eligió para publicarla, además de del contacto previo con el autor y del entusiasmo que éste ha mostrado hacia el proyecto.

La ocasión permitió que, durante los tres días de duración del seminario, pudiésemos conocer de primera mano las líneas de investigación que ocupan actualmente a Benkler, así como que diversas personas involucradas en la defensa y promoción del procomún en España expusiesen y discutiesen sus proyectos con Benkler y el resto del auditorio.

Así, pudimos conocer iniciativas tan interesantes como Guifi.net, una red de telecomunicaciones libre, abierta y neutral, con más de 10.000 nodos, la mayoría en Cataluña; Lorea, un “semillero” de redes sociales libres, seguras, distribuidas y federadas; o los varios frentes en los que da guerra Javier de la Cueva, desde el proyecto de ontología jurídica libre a Move Commons, una herramienta basada en las tecnologías de la Web semántica para que los colectivos declaren los principios básicos a los que se comprometen.

En fin, una extraordinaria experiencia, en particular para un neófito como yo, y la ocasión de poder vislumbrar por dónde van a ir las luchas sociales por defender, repensar y llevar a la práctica las posibilidades liberadoras que ofrece la Red.

[Edito: Javier Candeira ha escrito sobre el seminario en Barrapunto. Y en particular sobre la conversación entre Benkler y Langdon Winner en CookingIdeas.]

De cables y puertos

28 May

Dice Dave Winer sobre la tendencia de Apple de ir eliminando puertos en sus aparatos (el iPad no tiene ni un solo USB, la nueva Apple TV, según parece, no tendrá ni un solo puerto):

Apple is building the Disney computer network. All the streets are clean, and the entertainment too. There’s no porn here, and as long as there are no ports it’ll stay that way. But computers are meant to be more than DisneyLand, they are meant to solve societal problems and help our species evolve. That means we must have freedom. And freedom and control are exact opposites. So I’d rather have wire-cluttered desktops and TV stations, than have Apple decide what I can and can’t watch.

(Apple está construyendo la red de ordenadores de Disney. Todas las calles están limpias, y el entretenimiento también. No hay porno aquí, y mientras no haya puertos así seguirá siendo. Pero los ordenadores están pensados para algo más que Disneylandia, están pensados para resolver problemas sociales y ayudar a que nuestra especie evolucione. Eso significa que debemos tener libertad. Y libertad y control son completos opuestos. Así que yo prefiero tener escritorios y televisores llenos de cables a que Apple decida lo que puedo y no puedo ver.)

Creo que tiene toda la razón.

Por eso, aunque estoy encantado con mi iTouch, el primer producto Apple que he comprado, y entiendo ahora más que antes el atractivo de la sensación de “lujo asequible” que transmite, no puedo dejar de sentir un cierto repelús cuando leo que el iPad, que hoy se ha puesto a la venta en España, se ha agotado en la mayoría de grandes superficies que lo distribuyen.

A %d blogueros les gusta esto: