Tag Archives: ebook

El manifiesto futurista del libro

28 Oct

Pressbooks es una plataforma para crear libros electrónicos basada en WordPress. Aún está en beta, aunque están dando invitaciones para probarla.

Hugh McGuire es su promotor y, junto a Brian O’Leary, de Magellan  son dos de los tipos que en mi opinión dicen cosas más interesantes sobre los cambios que la irrupción del libro electrónico está provocando y va a provocar en el mundo editorial.

Book: A Futurist's Manifesto

Usando su plataforma, McGuire y O’Leary acaban de publicar un libro que recoge sus reflexiones y las de otros (como Andrew Savikas, de O’Reilly o Craig Mod) sobre los cambios que estamos viviendo. Se puede leer online (http://book.pressbooks.com/) o comprar (en formato epub o mobi) en la web de O’Reilly (http://shop.oreilly.com/product/0636920020325.do).

De momento, aprovechando las posibilidades de la edición digital, solo han escrito la primera de las tres partes del libro (aunque ya explican qué habrá en la segunda y en la tercera y cuándo prevén publicarlas). En un modelo que O’Reilly ya ha utilizado con algún otro libro, lo sacan a la venta antes de que se haya completado, y su precio va subiendo a medida que se va añadiendo contenido. Eso sí, quien lo compre ahora tendrá acceso a las sucesivas actualizaciones.

Promete ser una lectura muy enriquecedora :)

Anuncios

“Ebook instantáneo”

9 May

Según informa TheBookSeller.com, Random House publicará mañana en el Reino Unido, apenas 10 días escasos después de su asesinato, un  libro electrónico (y audiolibro) con una colección de ensayos, coordinada por John Meachan, ganador de un premio Pulitzer, sobre “el futuro de Al Qaeda, Afganistán y Pakistán.” Su precio: 2,99 libras.

Según explicó Drummond Moir, jefe editorial de Random: “La idea surgió el lunes y nosotros la compramos el viernes. Es un experimento y es muy emocionante.”

También señaló que, a día de hoy, no tienen pensado publicar una edición en papel más adelante.

Esta agilidad para lanzar al mercado libros pegados a la actualidad es una de las nuevas posibilidades que abre la edición digital. Habrá que ver cómo reaccionan los lectores ante esta apuesta editorial.

¿El libro del futuro ya está aquí? 2

5 May

Breve presentación en TED de la llamativa aplicación-libro de Al Gore para iPad y iPhone que ya reseñé aquí el otro día:

Dice su creador, Mike Matas, que piensan ofrecer el software que han utilizado para desarrollarla a los editores para que estos puedan publicar virguerías del estilo con más facilidad.

¿El libro del futuro ya está aquí?

30 Abr

La popularización del libro electrónico. Amazon vs Apple

20 Mar

La digitalización en masa de libros impresos es una de las corrientes de fondo que nos están llevando hacia la lectura electrónica. Pero parece claro que la pantalla del ordenador, donde aún tiene lugar la mayor parte de esa lectura, no incita precisamente a la concentración sobre textos extensos. Aunque el libro electrónico tiene ya 40 años de historia, para que la lectura de libros en formato digital comenzase su fase de popularización masiva hubo que esperar al año 2007, cuando Amazon lanzó su lector, el Kindle (que, según anunció la propia compañía recientemente, se ha convertido en el artículo más vendido de su historia).

Kindle vs iPad

Kindle vs iPad (fuente: tecnometro.blogspot.com)

Aunque existían dispositivos técnicamente similares desde algún tiempo antes, se puede decir que el Kindle, con su integración inalámbrica con la tienda online de Amazon y la gran variedad de títulos que esta ofrece (alrededor de 90.000 en el momento de su lanzamiento; actualmente, más de 800.000), creó el mercado del libro electrónico, apenas existente hasta entonces y cuyo ritmo de crecimiento es ahora espectacular (siempre teniendo en cuenta que, en cifras absolutas, aún representa alrededor del 8% del total en Estados Unidos y que en España este porcentaje es inferior al 2%).

Algo análogo ha sucedido más recientemente con el iPad, que Apple presentó a principios de 2010: aunque el concepto de tablet o tableta, ordenador portátil con pantalla táctil, ya existía desde hacía unos cuantos años, no había llegado a cuajar en el mercado hasta la llegada del iPad, que en 9 meses vendió 17 millones de unidades, y cuya nueva versión, que se lanzó hace una semana en Estados Unidos y llegará a España en los próximos días, se espera que alcance cifras de ventas mucho mayores. El éxito del iPad ha propiciado que muchos otros fabricantes se lancen a la comercialización de tabletas de distintas características y precios, aunque a día de hoy ninguna, ni siquiera las más punteras de las equipadas con Android, como la Xoom de Motorola o la Galaxy Tab de Samsung, parecen en condiciones de amenazar el liderazgo de Apple.

Junto con el iPad, Apple presentó su tienda de libros, iBooks, cuya oferta de títulos es aún muy inferior a la de Amazon. Sin embargo, la versatilidad de las tabletas permite que la compra y lectura de libros en el iPad no se produzca únicamente a través de la tienda de Apple, sino también mediante aplicaciones de terceros (ver gráfico), incluida la propia aplicación Kindle de Amazon, que ha pasado así de ser la denominación únicamente del dispositivo físico a referirse también a una aplicación de lectura de libros disponible en múltiples plataformas.

La competencia entre Apple y Amazon por los lectores lleva aparejada otra batalla: la del precio de los libros y el modelo de reparto de los ingresos.

Amazon, aprovechando la popularidad del Kindle y la ausencia de rivales de entidad, impuso a los editores un modelo (“al por mayor“, wholesale) por el cual les compraba pagando la cantidad que estos determinaban pero era libre de ofrecerlos a sus clientes al precio que estimase más oportuno. Fue así como Amazon consiguió fijar los 9,99 dólares como precio de referencia para los ebooks en Estados Unidos, pese a incurrir con ello en unas pérdidas de varios dólares en cada venta, pues los pagaba más caros a los proveedores de contenido. Estas pérdidas se recuperarían con la venta de más dispositivos de lectura, lo que serviría para reforzar su liderazgo.

Los editores, que temían que Amazon acabase aprovechando su posición de dominio en el mercado para exigir rebajas en el precio que les pagaba por los libros, recibieron como agua de mayo la llegada del iPad y el modelo “de agencia que establecía Apple con su tienda, por el que son los propios editores quienes establecen el precio final de venta, del cual Apple recibe una comisión del 30%. De hecho, de las seis grandes editoriales americanas (Hachette, HarperCollins, Macmillan, Penguin, Simon & Schuster y Random House), las cinco primeras aprovecharon la posición negociadora que les permitió la aparición del iPad para exigir a Amazon el paso al modelo de agencia. Random House, cuya relación con Amazon se mantuvo durante un año con el modelo anterior y cuyos libros no figuraban en la tienda de Apple, ha acabado, con la llegada del iPad 2, pasando también a este modelo.

La cuestión está de candente actualidad, pues el cambio de modelo ha supuesto por el momento una subida de los precios de los libros, que los lectores no ven con agrado y ha levantado sospechas de connivencia entre los editores para la fijación de precios, lo que ha llevado a las autoridades de defensa de la competencia en varios países europeos, y también a escala comunitaria, a investigar el asunto.

Otras entradas de la serie:

El futuro de la lectura

El futuro del libro 1. ¿El ocaso de la era Gutenberg?

El futuro del libro 3. La cadena de valor

El futuro del libro 4. Marco jurídico I

El futuro del libro 5. Marco jurídico II

El futuro del libro 6. Oleadas de la digitalización

El futuro del libro 7. Los proyectos de digitalización masiva de libros

El futuro del libro 8. El proyecto Google Books

El futuro del libro 9. El acuerdo sobre Google Books

40 años de historia del libro electrónico

1 Mar

Pese a que pueda parecer una novedad reciente, en 2011 se cumplen 40 años desde que, con el inicio del Proyecto Gutenberg, comenzó la era del libro en formato electrónico.

(Infografía de Ebookfriend.ly, vía Teleread.com)

40 años de historia del ebook (Fuente: ebookfriendy.ly)

40 años de historia del ebook (Fuente: ebookfriendy.ly)

El futuro del libro 9. El acuerdo sobre Google Books

28 Feb

[Actualización: el 22 de marzo de 2011, el juez Chin rechazó el acuerdo sobre Google Books, argumentando que su ámbito, en particular en lo referente a los usos futuros por parte de Google de los libros digitalizados, excedía con creces lo que la demanda inicial debía dirimir, a saber, si el escaneo de los libros para su incorporación a la base de datos del buscador y la muestra de pequeños fragmentos en respuesta a consultas de los usuarios suponía una infracción de los derechos de los titulares o bien cabría dentro del límite del fair use.]

Como comenté en la entrada anterior de la serie, el proyecto de Google de escanear millones de libros de las colecciones varias de las principales bibliotecas de investigación estadounidenses, sin autorización previa de los titulares de los derechos de propiedad intelectual sobre ellos, dio lugar en 2005 a sendas demandas por parte del Gremio de Escritores y de varias editoriales.

Lo que prometía ser un importante caso de aplicación del fair use (un límite a los derechos de propiedad intelectual contemplado en la legislación estadounidense, cuya aplicación ha de determinar el juez caso por caso, siguiendo los criterios establecidos en la ley) dio un vuelco cuando, tras tres años de litigio, el 28 de octubre de 2008, las partes presentaron ante el juez un acuerdo que iba, como veremos, mucho más allá de lo que en principio se estaba dirimiendo con la demanda: a saber, la posibilidad de que el fair use cubriese la digitalización de obras sin autorización de sus titulares y su incorporación a la base de datos de Google para mostrar pequeños fragmentos en respuesta a las consultas de sus usuarios.

Por tratarse de una demanda en forma de class action, en la que los demandantes representan a todos los titulares de derechos sobre las obras afectadas que no manifiesten su voluntad de no participar del acuerdo, para que sea este sea válido ha de ser aprobado por el juez, algo que aún no se ha producido y sobre lo que hay dudas de que se produzca en los términos actuales del acuerdo.

Durante el periodo de alegaciones, el juzgado recibió cientos de escritos, en su mayor parte críticos con el acuerdo propuesto. Entre ellos, tuvo especial importancia el que remitió el Departamento de Justicia (pdf) en nombre del Gobierno estadounidense, que provocó una revisión del acuerdo, presentada ante el juez el 13 de noviembre de 2009 (Acuerdo revisado, Amended Settlement).

Se trata de un documento largo y complejo (pdf, 368 páginas), con un lenguaje propio (el apartado de definiciones ocupa 21 páginas), y su influencia se extiende a cuestiones tan diversas como el acceso a la cultura en la era digital, las deficiencias y rigideces de la legislación sobre propiedad intelectual o el riesgo de monopolio en la explotación comercial de obras hasta ahora fuera de circulación, entre muchas otras, lo que ha dado lugar a un intenso debate a su alrededor.

En resumen, el acuerdo permite que Google prosiga con el escaneo de los libros para incorporarlos a su buscador, a cambio de lo cual pagará a los titulares. El acuerdo, tras su revisión de 2009, afecta sólo a obras publicadas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia antes del 5 de enero de 2009, si bien, en lugar de resolver únicamente la cuestión de los fragmentos de texto de los libros escaneados que Google pretendía mostrar en su buscador, prevé la creación de varios servicios que van mucho más allá del alcance original.

Los servicios que implican la visualización (display) por parte del usuario de la totalidad o parte de la obra que el acuerdo contempla explícitamente son:

  • Vistas previas (previews): dependiendo del tipo de obra (ficción, no ficción, antología/poesía…), pueden alcanzar el 20% del total de la obra, frente al máximo de 3 fragmentos de una pocas frases que Google pretendía mostrar antes del acuerdo.
  • Compras por clientes finales (consumer purchases): que darán acceso online de por vida al texto completo del libro. De aprobarse el acuerdo, los libros afectados por él se incorporarían a los que ya ofrece Google ebookstore, la tienda que ya opera en Estados Unidos y se espera que en unos meses lo haga también en España.
  • Suscripciones institucionales (institutional subscriptions): una entidad podrá pagar por una suscripción anual que permita a su personal acceder al texto completo de todos los libros o de un subconjunto temático.
  • Acceso público (public access): Google proporcionará acceso gratuito mediante un único terminal en cada una de las bibliotecas públicas o instituciones de educación superior que lo soliciten.

Los servicios sin visualización (non-display), que no implican mostrar al público del contenido de los libros, incluyen entre otros: la visualización de información bibliográfica, la indexación por Google del texto completo y su utilización para proyectos internos, como traducción automática, mejora de los algoritmos de búsqueda, etc.

El acuerdo trata de distinta manera las obras actualmente a la venta (commercially available) y las descatalogadas (not commercially available), estableciendo las siguientes reglas por defecto:

  • Para libros a la venta: no se incluirán en los servicios de venta ni de suscripción institucional; sólo se mostrará información bibliográfica.
  • Para libros descatalogados: se permitirán los servicios de visualización, salvo que el titular se oponga.
  • Además, Google pondrá libremente a disposición de sus usuarios las obras en dominio público, incluida la posibilidad de descargarlas.
Tipos de vistas previas según GBS (fuente: Jonathan Band, "The GBS Settlement. The Reader's Digest Version"

Tipos de vistas previas según GBS (fuente: Jonathan Band, "The GBS Settlement. The Reader's Digest Version"

Los titulares de derechos (autores o editores) que quisiesen quedar fuera del acuerdo (y retener así la facultad de ejercer acciones legales contra Google) tenían de plazo hasta el pasado 28 de enero para hacerlo. A partir de entonces, sólo pueden indicar a Google que no desean que haga uso de sus obras. Google pagará a los titulares 60 dólares por cada libro que hubiese escaneado antes de mayo de 2009. En total, al menos serán 45 millones de dólares.

De los ingresos que se generen por publicidad, suscripciones institucionales y ventas a clientes finales, Google se quedará con el 37% y pagará el 63% restante al Registro de Derechos sobre los Libros (Book Rights Registry, BRR), la entidad sin ánimo de lucro creada para gestionar los derechos sobre los libros afectados por el acuerdo, que lo distribuirá entre los titulares, para lo que mantendrá una base de datos de autores y editores y llevará a cabo esfuerzos para localizar a los titulares de las obras que aún no hayan sido identificados. Como parte del acuerdo, Google se compromete a pagar 34,5 millones de dólares para poner en funcionamiento el BRR; después, se financiará con un porcentaje de lo que Google recaude.

Un aspecto especialmente controvertido es el relativo a las obras huérfanas, pues sus detractores entienden que el acuerdo supone de facto una licencia exclusiva a Google para explotarlas comercialmente; frente a lo cual hay quienes ven en el acuerdo la posibilidad de que parte de la cultura del siglo XX escape al agujero negro en que habría quedado sumida, provocado por la prolongación de los plazos de protección de la propiedad intelectual y los altísimos costes de transacción en que habría de incurrir quien acometiese la tarea de localizar a todos los titulares de las obras que aún se encuentran protegidas pero que dejaron de explotarse comercialmente hace tiempo para obtener su permiso para convertirlas y utilizarlas en formato digital.

Referencias

The Public Index (exhaustiva recopilación de documentación relacionada con el caso y textos de análisis gestionada por James Grimmelmann).

Conferencia “D is for Digitize” (celebrada en la New York Law School del 8 al 10 de octubre de 2009) y artículos relacionados con la conferencia publicados en la NYLS Review.

Otras entradas de la serie:

El futuro de la lectura

El futuro del libro 1. ¿El ocaso de la era Gutenberg?

El futuro del libro 2. Conceptos

El futuro del libro 3. La cadena de valor

El futuro del libro 4. Marco jurídico I

El futuro del libro 5. Marco jurídico II

El futuro del libro 6. Oleadas de la digitalización

El futuro del libro 7. Los proyectos de digitalización masiva de libros

El futuro del libro 8. El proyecto Google Books

La popularización del libro electrónico. Amazon vs Apple

A %d blogueros les gusta esto: