El futuro del libro 1. ¿El ocaso de la era Gutenberg?

18 Ene

Tras la industria musical y la del cine, el tsunami de cambio que supone Internet parece estar alcanzando de lleno a la industria editorial.

La lectura masiva de libros electrónicos tuvo que esperar al desarrollo de la tecnología necesaria, primero con los lectores especializados (fundamentalmente, el Kindle de Amazon, aparecido en 2007) y más recientemente con los tablets (como el iPad de Apple, presentado hace menos de un año, o la marea de dispositivos equipados con Android, el sistema operativo de Google, que, si tomamos como indicador la feria CES de Las Vegas de hace unos días, inundarán las tiendas en los próximos meses).

Si bien es cierto que la proporción de ventas de libros electrónicos es aún relativamente baja (y, por el momento, bastante mayor en Estados Unidos que en Europa), y pese a las reticencias de parte del sector editorial, la tendencia parece clara: aunque convivirán durante bastante tiempo con los libros tradicionales en papel, cada vez se venderán y se leerán más libros electrónicos.

De hecho, en mi opinión, estamos viviendo el principio de un cambio profundo del mundo de la edición. Jeff Jarvis, profesor de periodismo en la Universidad de Nueva York, en un coloquio sobre el futuro de los medios celebrado hace unos meses, lo explica así: estamos dejando atrás el “paréntesis Gutenberg“, una época de algo más de quinientos años que se inició con la difusión de la imprenta y todos los cambios que esto suscitó, y que termina con la expansión de la edición digital. Dice Jarvis:

La imprenta de Gutenberg

La imprenta de Gutenberg (fuente: iml.jou.ufl.edu)

[…] antes de Gutenberg, éramos orales y pensábamos en procesos, en remezclar y en pasarnos cosas unos a otros, y para el mundo supuso una gran confusión pasar a un mundo en el que las cosas eran permanentes y existía la autoría, y eso se extendió por el mundo, y la gente se asustó. Así es como hemos visto el mundo en esos 550 años, de una manera muy lineal, permanente, lógica. Y ahora estamos saliendo de ahí, y es algo igualmente confuso, y que afecta no sólo a cómo creemos que se crean los medios, sino a nuestra forma de conocer el mundo. Esto asusta a la gente, el hecho de que el mundo ya no viene en una caja con un lazo puesto.

([…] before Gutenberg, we were oral and process-oriented, and remixing, and passing thing around. and it was very confusing for the world to switch to a world where things were permanent and there was authorship, and it was spread around the world, and it scared people. That’s how we saw the world for those 550 years, in a very serial, permanent, logical way. And now we’re coming out of that, and that’s something just as confusing, and it affects not just how we think media is created, but it affects our cognition of the world. So that’s scary to people, it’s scary that the world isn’t packaged in a box with a bow on it anymore.)

Entiende Jarvis que durante los últimos cinco siglos la transmisión de conocimiento, de cultura, por medio de la palabra escrita se ha producido dentro del marco definido por las limitaciones que impone la tecnología de los soportes físicos utilizados para ello, los libros, que obligaban a presentar al lector un producto terminado, inmutable, cerrado, resultado de la impresión sobre papel de las ideas expresadas en las palabras de su autor. Pero la vida no es así, dice Jarvis en otro momento de la conversación, la vida es un proceso continuo, gradual, permanentemente inacabado. El fin del paréntesis Gutenberg, con el paso del libro impreso a la edición digital, puede permitirnos en cierto sentido volver al estado anterior a la imprenta, al reconciliar la producción de cultura con la naturaleza fluida de la vida.

Lectores de libros electrónicos (Kindle, iPad)

Lectores de libros electrónicos (Kindle, iPad) (fuente: http://www.pelenga.com)

Al escuchar esto hace unos días, tuve la sensación de que expresaba una idea muy potente y general, que no afecta sólo, ni mucho menos, a los libros, pues algo similar está sucediendo por ejemplo con la música, y en los mismos términos pueden entenderse los cambios que han sufrido los periódicos, cuya edición en papel parece cada vez más, comparada con la actualización inmediata de la información en la Red, un vestigio de un tiempo remoto.

Del producto al proceso o, yendo un paso más allá, del producto al servicio. Ésa parece ser la tendencia de todos los tipos de contenido en la Red.

Ante este nuevo paradigma, las posturas son muy diversas. Hay desde luego quien se deja dominar por el miedo al cambio, y pretende hacer como si no pasase nada, como si el mundo no estuviese transformándose a pasos agigantados, como si las reglas a las que estamos acostumbrados en el mundo físico se pudiesen trasponer sin más al mundo digital. Pero los hay también que abrazan irreflexivamente cualquier novedad, todo lo que suponga un cambio respecto a lo existente hasta ahora, sin pararse a pensar si si trata de una evolución o de una involución.

Me gusta pensar que yo estoy en algún punto intermedio: consciente de las ventajas de este cambio de modelo (en particular, por la pérdida de poder de ciertos intermediarios que controlaban hasta ahora el acceso a la cultura y la promesa de democratización que esto conlleva, tanto para creadores como para  consumidores), no dejo de ver en esta gran transformación ciertos retos (necesidad de repensar la forma de compensar a los creadores, erosión de los derechos de los consumidores…) a los que nos tendremos que enfrentar en el tránsito hacia la transmisión digital de la cultura.

En las próximas entradas trataré de dar un repaso al cambiante panorama actual y atisbar las tendencias que indican cuál puede ser la evolución futura de la edición en el mundo digital.

Otras entradas de la serie:

El futuro de la lectura

El futuro del libro 2. Conceptos

El futuro del libro 3. La cadena de valor

El futuro del libro 4. Marco jurídico I

El futuro del libro 5. Marco jurídico II

El futuro del libro 6. Oleadas de la digitalización

El futuro del libro 7. Los proyectos de digitalización masiva de libros

El futuro del libro 8. El proyecto Google Books

El futuro del libro 9. El acuerdo sobre Google Books

La popularización del libro electrónico. Amazon vs Apple

3 comentarios to “El futuro del libro 1. ¿El ocaso de la era Gutenberg?”

  1. yolanda enero 18, 2011 a 6:31 pm #

    Muy interesante; esperamos ansiosos el segundo capítulo.

  2. David junio 3, 2011 a 12:07 pm #

    Muy interesante. Algún día tienes que escribir un capítulo sobre el futuro de la lectura. Conozco tanta gente con cacharritos varios y que jamás mostró interés por leer un libro (de los que se tocan y huelen).

Trackbacks/Pingbacks

  1. Libros personalizados « IT Ruminations - mayo 10, 2011

    […] Según cuenta en la charla que dio junto a Hugh McGuire (Librivox) en el Technology Forum 2010 organizado por Booknet Canada, desde hace unos años disponen allí de una Espresso Book Machine, una máquina que permite imprimir y encuadernar libros en el momento, a partir de un catálogo de ficheros digitales. La EBM es una de las referencias del modelo de impresión bajo demanda (POD, Print On Demand) que, en opinión de muchos, es el que puede permitir que las librerías sobrevivan a largo plazo al tsunami digital. […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: